Servicios de ciberseguridad: ¿Cómo empezar?

Servicios de ciberseguridad: ¿Cómo empezar?

Si estás buscando servicios de ciberseguridad y no sabes qué elementos debes tener en cuenta y por dónde comenzar, aquí te entregamos algunos conceptos básicos, pero importantes.

Partiendo por lo más básico: ¿Qué es ciberseguridad?

En términos simples, el concepto de ciberseguridad se refiere específicamente a la protección de la información digital que reside, se procesa y/o se transmite en sistemas interconectados. Habitualmente, se utiliza el término ciberseguridad como sinónimo de seguridad informática. Puedes ver más detalles en Gestión de ciberseguridad.

Dado lo anterior, la razón principal para gestionar la ciberseguridad es reducir los riesgos asociados a posibles vulneraciones a la información, hasta un nivel aceptable para los interesados y, por lo tanto, debe incluir todas aquellas actividades tendientes a implantar las medidas de protección adecuadas.

Ese nivel aceptable difiere entre un interesado y otro. Por ejemplo, no es el mismo entre una persona y una empresa. Entre un pequeño negocio y una pyme. Incluso entre individuos o entre empresas puede ser distinto.

Lo que no debes hacer

Como se trata de proteger la seguridad de la información el foco debe comenzar en el negocio y debe terminar en el negocio. No basta con comprar y usar herramientas informáticas. La tecnología por sí misma, si no ayuda a los objetivos del negocio es simplemente un gasto.

Usemos una analogía. Piensa en la seguridad de tu casa: ¿Gastarías cientos de miles de pesos en blindar la reja y la puerta de entrada principal, con cámaras y alarmas, si lo más valioso está en una habitación accesible desde el patio trasero y cuyas ventanas no tienen protecciones?

Entonces: ¿Qué servicios de ciberseguridad necesita tu empresa?

Antes de contratar los servicios de ciberseguridad, deberías definir una estrategia de gestión basada en riesgos. En nuestra opinión, una estrategia razonable debería considerar al menos las siguientes etapas:

1.- Primero, hay que identificar los procesos y activos de información que son más relevantes para tu negocio.

2.- El segundo paso consiste en identificar, clasificar y evaluar los riesgos de ciberseguridad asociados a dichos procesos y activos de información. Es decir, determinar en forma precisa cuáles son las posibilidades reales de que dichos procesos y activos sean vulnerados.

3.- A continuación se deben identificar los controles existentes y evaluar si son efectivos y suficientes para mitigar los riesgos de ciberseguridad que fueron evaluados previamente.

4.- El cuarto paso consiste en establecer y desarrollar un plan de mitigación para aquellos riesgos de ciberseguridad que no se encuentran suficientemente controlados, considerando entre otros aspectos, la importancia y criticidad que éstos tienen para tu negocio, los recursos disponibles y la relación entre el costo y el beneficio. Es en esta etapa donde se realiza el mapa de servicios de ciberseguridad que se necesitan para acotar los riesgos identificados.

5.- Finalmente, se debe ejecutar el plan de mitigación de los riesgos de ciberseguridad, priorizando los más críticos para tu negocio.

Reflexiones finales

Es importante señalar que, en general, las empresas que brindan servicios de ciberseguridad no necesariamente tienen conocimientos y experiencia formal suficientes para la identificación y gestión de los riesgos, ya que el foco de su negocio es otro. Por ello lo recomendable es que te asesores por especialistas antes de tomar decisiones de compra. Esta es una buena medida, que te permitirá cuidar tu presupuesto. También, harás un uso eficiente de tus recursos y focalizaás tus esfuerzos en proteger la seguridad de aquello que es verdaderamente importante.